no hace falta que mires, solo escucha

N video

Me relaja el mar, pasear en la orilla, el agua y escuchar su sonido cuando voy moviendo el pie para dar un paso lento, desconecto de lo que me sobra y conecto con todo lo demás.
Extraño esos momentos, aunque caminar en otoño, tampoco está nada mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario